PINTOR ALICANTINO JAVIER PASTOR de Dionisio Gazquez

Mientras no pocos artistas de este momento se sitúan en escena ante la circunstancia extraña (lo exterior), en un mundo en plena y fulgurante convulsión, en el que se sienten atraídos por ocupar un espacio de éxito planificado (aunque éste a la postre sólo se convierta paradójicamente en una ciega ofuscación), en Javier presiento que sus intereses son de otra índole. Sospecho que le mueve más la consecución de una vida plena, que le preocupa la experiencia de la realidad exterior de una forma consciente, pero entresacando de ésta los valores que él juzga más convenientes a su sensibilidad. Ni corto ni perezoso va y nos dice:

 

“…en un mundo como en el que vivimos, parece como si no hubiera tiempo ni lugar para expresar el sentimiento o la ternura, como si estuviéramos enmudecidos, bloqueados ante muchas cosas que son nuestras, que nos pertenecen tanto o más que el egoísmo o la violencia…”

 Es como si viviéramos en un mundo de locos, un mundo donde los límites entre la cordura individual y la locura colectiva se difuminasen de forma ambigua e incierta; una época de grandes medios comunicativos donde contradictoriamente y sin remedio la incomunicación entre las personas toma presencia y campa a sus anchas. Precisamente es en este otro mundo -el de los enfermos mentales(los internos), el que Javier conoce bastante, no en vano es animador plástico en el hospital psiquiátrico “Santa Faz” de San Juan y conoce lo que significa el drama del hombre en soledad.

 

Podemos convenir que muchos locos (crónicos, esquizofrénicos, paranoicos, catatónicos, etc.), son como niños depresivos que nunca quisieron o pudieron crecer, niños a los que el destino les negó la oportunidad de lo que entre nosotros llamamos normalidad. Son criaturas que en muchos casos se apartan o son apartados, se sienten extraños de nuestro mundo (lo exterior), incluso se da la paradoja de que algunos cuando son curados no desean regresar a una sociedad en donde se les niega la comprensión. Prefieren el electroshock del sanatorio al shock con un mundo que no alcanzan a comprender¡ son los que con cierta conciencia del problema” se hacen los locos”. Los hay de muchas clases y los hubo geniales como Antonin Artaud en el que se fijaron tantos intelectuales, pero siempre están al margen, en el límite de las cosas -son los que andan descalzos sobre el filo de una interminable navaja-, seres extraños, en la mayoría de los casos faltos de cariño.

 

Ciertos enfermos mentales parecen ser individuos que están de vuelta, como si hubieran andado todos los caminos, como si hubieran realizado todas las representaciones, sufrido todas las experiencias, como si hubieran sido todos los hombres… (son como el aviso de lo que históricamente somos). Está claro entonces, que el esfuerzo en ellos ha sido y es inmenso, bien merecen ahora gritar con fuerza para expresar su impotencia, dibujar enigmáticos

 Me viene a la memoria respecto a la chispa creativa de muchos de estos seres, la interesante confrontación planteada en la muestra: “Visiones Paralelas, Artistas modernos y arte marginal”, celebrada recientemente en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía; una exposición que nos habla de la biografía” espiritual” y la compulsividad de los artistas visionarios, sean éstos locos marginales o bien reconocidos artistas de prestigio, que precisamente basan su obra en la influencia de estos seres alienados. Uno comprueba entre muchas cosas, la contingencia de la autenticidad y lo relativo de las circunstancias de los seres humanos, de todo aquello que llamamos éxito o fracaso de un artista, -de su aleatoriedad-.garabatos ayudados por monitores como Javier, o estar tranquilos en su callada y solitaria angustia, sosegados sobre la hierba o frente al sol, ser cuidados y calmados por una sociedad que a veces se mira y se refleja en ellos.

 En Javier, su acercamiento eventual a los locos, le hace reflexionar y afianzarse cada día más en los valores de la dignidad humana, independientemente de la situación en que el hombre se encuentre, del valor del riesgo y de la solidaridad.

 Él se encuentra bien en sus locas-corduras plásticas, sin importarle en exceso si sus trabajos son acordes o sintonizan con la más rabiosa vanguardia, sin preocuparle si su estilo ya ha sido o es expresado por otros artistas; porque sabe que las experiencias a través de uno mismo son siempre nuevos descubrimientos que nos ayudan en el proceso de nuestra realización personal, que en definitiva tienen una estrecha relación con muchos anhelos que están en casi todos los seres humanos. Deja bien claro que el hecho artístico engloba muchas energías del hombre, posibilitando el acceso a caminos insospechados, a los que Javier como muchos otros artistas aspira e intenta acercarse para reflejar hacia sí y hacia los demás sus sorpresas y hallazgos plásticos.

 La pintura, una vez más puede ser terapia para la angustia, puede cantar o contar la vida, de uno mismo o de muchos, puede acercarse hacia lo extraño o hacia lo bello, puede ser necesaria para algunos hombres como un todo, o como un camino hacia la libertad. A Javier le gusta hacer suya la máxima: “Conócete a tí mismo, sé tú mismo, actúa desde tí mismo”. También le preocupa la sociedad en la que vive y lo que se denomina “la muerte de la pintura”; nos habla de ello, de lo oscuro, de lo enajenado, del ocaso del camino; pero inmediatamente nos sorprende con esta frase: “El futuro siempre es oscuro, pero podemos iluminar/o con la experiencia del pasado y el coraje del presente”.

 En sus recientes pinturas nos cuenta cosas acerca del hombre, su presencia, su situación, su encrucijada vital;

son relatos plásticos con factura complaciente, con expresión de sutiles ejercicios de color donde se mezclan introspección, prospección, mitología y deseo.

 En mi opinión, es la suya una pintura proclive al ensimismamiento, al estatismo y a la perplejidad ante lo que le rodea y ante sí mismo; es una pintura que, aunque con patentes diferencias tiene los paralelismos líricos utilizados por otros pintores de nuestro entorno. Pensemos en el sensibilísimo Emilio Varela o en el caos psicológico y apartamiento convencional de Manolo Manzanaro. Claro está que Javier es un pintor en evolución, que de forma autodidacta y con una técnica en ocasiones efectista intenta expresar un gran caudal de ocultas sensaciones, logrando obras de dulces registros.

 Para Javier, el color expresa el sentimiento; la línea sería el pensamiento y la textura la voluntad del pintor; estamos evidentemente ante un hombre donde lo espiritual y sentimental predomina a través del color un tanto suave, sin estridencia. Si nos pinta un hipotético retrato de Van Gogh, éste lo reflejará pensativo, con la mirada perdida hacia el espacio interior del individuo. Cuando nos pinta una pareja de dos seres frente a frente que se miran, uno se da cuenta que sus miradas quedan en suspenso, se vuelven hacia el interior de las propias formas plásticas que las encierran. Son seres y formas frente a su propio e invisible espejo de lo que nos habla el pintor.

 

El cuadro actúa en nuestro artista como reflejo y expresión de su propio acercamiento a sí mismo, -con toda la carga que esto supone-, como si uno curiosamente fuera un extraño de sí mismo, como si uno lograra y pudiera distanciarse de sí mismo, para saber más de su “otro yo”, ese otro yo, esa especie o espacio de locura interior que nos mueve y nos acecha constantemente a muchos artistas, que nos preguntamos sobre las paradojas de nuestro propio existir. Análisis psiconalítico, contradicción, interrogación…, apretar fuertemente los ojos, mirar hacia adentro, para que con los ojos bien cerrados, podamos ver más que nunca, profundamente, para que sepamos desvelar lo esencial, nuestros compartidos secretos más íntimos, a fin de ser capaces de despojarnos de lo innecesario, para con humildad, ir ligeros de alforjas y expresar en el camino lo que nos conmueve, en este fascinante viaje que es la experiencia plástica.

Advertisements

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: