PINTOR ALICANTINO:SERNA RAMOS, UNA DIMENSiÓN PLÁSTICA SABIAMENTE INTUIDA de Dionisio Gázquez

 

Presentar a un artista como Serna Ramos se convierte en una pirueta y quizás en un despropósito, dada la especial personalidad de este autor alicantino, tan nuestro y al mismo tiempo tan desconocido. Su obra, reflejo de una especial postura ante el vivir, es una obra plástica basada en la profunda meditación y en una actitud de un ser poco corriente, que sabiamente aspira a conectar con el destino de las fuerzas que misteriosamente mueven la existencia. Unas fuerzas de las que él está convencido y se siente totalmente partícipe, pero de las que se deja llevar por ellas, como si éstas ascendiesen de las profundas raíces del mundo, no queriendo, por tanto, intervenir ni ambicionar protagonismo alguno. En este aspecto podrían establecerse vinculaciones de nuestro artista con los propósitos filosóficos kantianos o con los asuntos místicos. No en vano esta autor se ha sentido siempre atraído por los problemas espirituales y religiosos, llegando a realizar estudios en el Seminario Teológico Bautista de Barcelona y a plantearse constantemente las grandes preguntas sobre la existencia y el destino del ser humano. Frases de Serna Ramos como “yo no existo”, “un hombre no debe ser recordado” o “yo no pinto mis cuadros”: dan la dimensión de unas convicciones que aspiran y consiguen sin proponérselo ser trascendentes e importantes, no sólo para la sentida humildad de él mismo, sino para aquel que procure acceder a la verdad que se oculta tras la apariencia de las cosas y que se manifiesta en el milagro de la creación. Sin duda, se está ante un artista con una destacada personalidad, situado lejos de cualquier postura convencional. Un ser que se ubica fuera de la ambición consciente de querer ser denotado o realzado como el artista valioso que sin duda lo es. Así lo manifiestan sus rotundas y espléndidas obras, que tras el callado silencio salen por fin a una luz compartida, para que seamos capaces de poder contagiarnos de su especial belleza y capacidad de sugestión. Se trata de una obra plástica, en nuestro autor lógicamente abstracto, que nace del presentimiento místico, vital e intuitivo, en donde Serna Ramos aspira a conectar la realidad -su realidad-, con lo no real, con lo no visible, como diría Paul Klee: la verdadera verdad yace desde siempre en el fondo invisible. Se trata, pues, de expresar y reflejar un mundo de formas y gestos que gravitan en espacios que transcurren casi fuera del hombre. Más allá del tiempo, más allá de lo real-visible, para aspirar a acceder a otra dimensión desconocida, pero no obstante, sabiamente intuida. Alicante, 28 de julio de 1996

Advertisements

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: