tres de la candidatura Juntx endavant podem

3-el-xiquet samuel-borrullSamuel Borrull

     ¿Dónde debería haber mayores inversiones?

Dentro de un marco de fomento de economías alternativas e iniciativas de emprendedores/as locales, el apoyo al pequeño comercio y a los mercados de barrio es otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta de cara a mejorar la habitabilidad de nuestros barrios, ahondando en su multifuncionalidad. Debe contemplarse la posibilidad de crear centros comerciales abiertos, de la mano de las asociaciones de comerciantes y asociaciones culturales, complementando la actividad comercial con actividades culturales, prácticas académicas y espacios de ocio, todo ello apoyado por una campaña de concienciación sobre la importancia de consumir en el pequeño comercio.

mercatremol y Samuel Borull

     En definitiva, impulsar otras economías productivas que generen empleo y comercio en la localidad, que sean sostenibles y respetuosas con el entorno, y que reconozcan el trabajo de cuidados realizado fundamentalmente por mujeres.

El turismo de sol y playa, con un acusado carácter residencial, del que debería poco a poco emanciparse, ha de complementarse con otras actividades y ser capaz de ofrecer nuevos enfoques: queremos un turismo consciente, diverso e innovador, que sea sostenible, y que sea capaz de crear empleo estable y de calidad. Un turismo responsable que no sea la excusa para construir palacios ni obras faraónicas deficitarias.

4.- La situación política en Alicante.

Es indiscutible que la aparición de Podemos ha transformado el panorama político nacional y autonómico, y que su apuesta por las candidaturas de unidad popular para las elecciones municipales ha permitido cambios de gobierno en muchos municipios del país. Así ha sucedido también en Alicante, donde Guanyar Alacant se quedó a poco de superar al PSOE en votos, igualándolo en número de concejales. El resultado ha sido la formación de un gobierno tripartito formado por PSOE , Guanyar Alacant y Compromís, que destronó al Partido Popular tras casi 20 años en el gobierno de la ciudad.

Sin embargo, tras año y medio de gobierno tripartito, se observan dificultades para llevar a cabo cambios sustanciales en la política municipal. El partido socialista se ha situado rápidamente en un continuismo que replica las políticas del Partido Popular, incumpliendo así, no solo los acuerdos del pacto de gobierno, sino también su propio programa electoral.

Esta situación no puede sorprendernos, ya que en Alicante existen unas élites locales que se han apoderado de los espacios político-institucionales, y los partidos de la alternancia se deben en primer lugar a la voluntad de esta minoría, cuyos intereses son incompatibles con los de la ciudad y sus habitantes. Por ello, ni PP ni PSOE, ni su muleta C´s, están interesados en imaginar y ofrecernos un Alicante para el siglo XXI, y sus políticas siguen representando una huida hacia delante, sin visión de futuro, ni capacidad para adaptarse a las nuevas realidades socioeconómicas y ambientales.

Su modelo de desarrollo mira a la época del boom urbanístico, por lo que se basa en seguir construyendo nuevas viviendas a la espera de poder ejecutar macroproyectos que despilfarren el dinero de los alicantinos, el modelo turístico sigue anclado en el sol y playa y la atracción de grandes y costosos eventos, la oferta de ocio se centra en la masificación y concentración de restaurantes y bares de copas, el modelo político es incapaz de imaginar mecanismos más democráticos que otorguen mayor participación y poder de decisión a la ciudadanía, su concepción del medioambiente se reduce a un tímido reciclaje y al mantenimiento de arbolado y jardines, y su discurso en favor del pequeño comercio se diluye cuando alza la voz el Corte Inglés o IKEA.

Las consecuencias de este modelo ya han sido comentadas y son bien conocidas por los vecinos y vecinas de Alicante. Mientras tanto, los debates sobre la ciudad se siguen centrando en cortinas de humo que tratan de evitar un debate profundo sobre las problemáticas estructurales que hacen de gran parte de Alacant una ciudad sucia y poco habitable que se desarrolla de espaldas a la gente.

Mientras el partido socialista trata de mantener las dinámicas consolidadas durante los gobiernos del PP, Guanyar intenta plantear alternativas a ese modelo, y así surgen diferencias en cuestiones como la instalación de IKEA, la libertad horaria, la regulación de la actividad del Puerto y de los veladores, el catálogo de protecciones o la remunicipalización de algunos servicios básicos para la ciudad. El nuevo Reglamento de participación ciudadana, el autorreglamento de presupuestos participativos o la redacción del nuevo plan general serán seguramente campos de batalla políticos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: